Juego Sin Descarga

¡El juego de la ruleta online en Internet!

La sociedad entre el Casino y el Internet se ha convertido en la sociedad más exitosa que ha surgido en la última década.

El Internet ha permitido que millones de personas que no pueden llegar a un casino físico por algún motivo, puedan jugar a la ruleta desde la comodidad de su casa en pijama y en ojotas, sentado en su sillón preferido con su bebida de elección, y sin tener que sufrir las vicisitudes del tiempo sea frio, calor, lluvia o tormenta.

Previamente a la llegada de Internet, la gente que incluye a familias y amigos se reunían los fines de semana para jugar un juego de ruleta al no haber otra posibilidad cercana posible, ya que los casinos en muchos casos se encuentran lejanos a las grandes centros de población.

Los juegos de ruleta eran uno de los juegos más vendidos durante la década del 80 en las jugueterías de todo el mundo.

Desde entonces el Internet ha multiplicado de manera increíble la exposición de este juego, que permite a cualquier persona con una computadora y conexión de Internet apostar a sus números favoritos en juegos de ruleta online.

Para entender bien sobre el crecimiento de los casinos y los juegos de ruleta online en Internet es bueno traerles aquí algunos datos importantes.

Las apuestas en la ruleta online

Las apuestas en Internet se han duplicado cada año desde la puesta en marcha de los primeros casinos allá por 1997.

En el 2001 las apuestas excedían los 2 mil millones de dólares y en el 2006 fueron de más de 14 mil millones de dólares.

La mayoría de los apostadores en Internet son hombres representando un 86%. La edad de los apostadores cambia pero el margen de edad que más apostadores cuenta es entre 26 y 34 años.

Los jugadores o apostadores que hablan español representan un 4% (según estadísticas del 2005) siendo este el cuarto grupo tras el inglés, ruso, alemán.

Los amantes de la ruleta tienen hoy la opción de contar con grandes promociones que ofrecen las compañías más grandes que tientan con sus bonos a los apostadores.